ISSN 2618-5628
 
HOME   INDICE   AUTORES   LEGISLACIONES VIGENTES   CONTACTO      
 
Psicoterapia  
Psicología de la salud  
     

 
Psicoprofilaxis quirurgica: Un modelo cognitivo integrativo de intervención
 
Figueroa, Estela
Fundación Aiglé
 
Grimaux, Laura
Fundación Aiglé
 
Preve, Paula
Fundación Aiglé
 
Vega, Edith
Fundación Aiglé
Universidad de Buenos Aires (UBA)
Asociación de Psicoterapia de la República Argentina (APRA)
 

 

Introducción

Una intervención quirúrgica implica una experiencia traumática tanto para un niño, un adolescente y un adulto. Están expuestos a una situación estresante que puede manifestarse en reacciones emocionales y conductuales afectando negativamente el procedimiento a realizar. Muchos estudios constatan que los niveles de ansiedad del paciente y de la familia se incrementan en el período preoperatorio (Pesana-Santos, Reis Santos, Cardoso y Lomba, 2019).

La psicoprofilaxis quirúrgica es una técnica psicoterapéutica destinada a disminuir el impacto emocional de un procedimiento quirúrgico, intenso, nocivo, variable en intensidad, de acuerdo con la realidad del paciente. Se realiza en el momento en que se indica la cirugía, prepara emocionalmente, tanto a la persona como a su familia, para transitar la experiencia quirúrgica en las condiciones psicoemocionales más favorables. Desde el punto de vista preventivo, Mucci (2004) la define como:

"...el proceso psicoterapéutico con objetivos de prevención focalizándose en la situación quirúrgica con planes de promover el funcionamiento afectivo, cognitivo, interaccional y comportamental del paciente con recursos que lo orientan a: afrontar la operación, reducir efectos adversos para la parte psicológica facilitando la recuperación biopsicosocial...".

En nuestro país, Mandelbaun (1994, 1998) realizó valiosos aportes al respecto.

En la actualidad, se la considera un campo especializado que cobra sentido y obtiene su lugar como estrategia de intervención psicológica, basada en la prevención del posible riesgo psíquico, ante una situación médica específica: el procedimiento quirúrgico. La problemática, centrada en la falta de información para el manejo de las ansiedades y miedos que genera el procedimiento en el paciente y su entorno, contempla un trabajo de prevención psicoterapéutica. El mismo consiste en colaborar con el paciente y su familia a elaborar lo que va a suceder, para darle un sentido en lugar de quedar expuesto a las creencias, los prejuicios o las fantasías disfuncionales frente al procedimiento al que será sometido.

Las características del modelo desarrollado por Fernández-Álvarez (2011) nos permiten realizar un diseño de acuerdo con cada situación, momento evolutivo y su contexto. Por lo tanto aplicarlo en instituciones de salud, cuando se lleva a cabo con niños, adolescentes y adultos a manera general, es un procedimiento integrado por un equipo especializado de profesionales con alta capacitación en el manejo de cada franja etaria, con una duración precisa en el tiempo. A través del desarrollo de estrategias de afrontamiento, cumple con el objetivo esencial de reducir el impacto emocional y muchas veces potencialmente traumático que implica la intervención, fortaleciendo los recursos propios del paciente para afrontar el proceso y disminuir sus niveles de ansiedad y miedo con el fin de mejorar su adaptación pre y post quirúrgica.

Fiszon, et. al. (2018) describen la experiencia con psicoprofilaxis quirúrgica en un centro privado de salud en Barcelona, a partir de una revisión retrospectiva de los casos de cirugía programada bajo PQ (desde julio de 2015 hasta julio de 2016) con pacientes entre 3 y 13 años. Esta experiencia, reconocen los autores, que no hace una aportación diferencial y, asimismo, está limitada por distintos factores, entre otros, una muestra pequeña. Sin embargo, tiene el valor de ser una primera aproximación, en ese contexto, al manejo del temor prequirúrgico infantil, a la factibilidad de intervenir sobre él de forma multidisciplinaria, consignando su efecto beneficioso, en el manejo de la ansiedad y el temor, tanto para los niños como para sus padres.

Gutiérrez Gonzalo (2017), indaga la vivencia de ansiedad quirúrgica pediátrica y, como objetivos específicos, relacionar el nivel de ansiedad de los niños con la información recibida en el hospital y valorar la utilidad de un taller terapéutico hospitalario. La metodología utilizada fue un estudio observacional, prospectivo, longitudinal realizado en el área de cirugía pediátrica del Hospital Infantil Florence Nightingale de Düsseldorf (Alemania). A partir de los resultados obtenidos se convalidó que el programa incluye el taller terapéutico, el diálogo perioperatorio (PD), el libro didáctico, el trabajo en casa y el apoyo familiar promueven la disminución de la ansiedad en niños ante un procedimiento quirúrgico

De Simone, Mancuso, Miranda y Sambueza (2018) evaluaron el estrés prequirúrgico de los niños que serían intervenidos quirúrgicamente de urgencia los fines de semana. El estudio concluye que el estrés prequirúrgico es un hecho presente y un factor estresante en los pacientes pediátricos.

Por su parte, Miranda (2017) valoriza el rol del psicoterapeuta en la psicoprofilaxis quirúrgica y da cuenta de la importancia de lograr un engranaje adecuado entre el equipo interdisciplinario, el niño y su entorno para obtener los mejores resultados en el proceso de un afrontamiento adecuado.

La psicoprofilaxis quirúrgica, se diferencia de la psicoterapia

De acuerdo con la definición de psicoterapia de Fernández-Álvarez (2011), se refiere a "un conjunto de procedimientos destinados a aliviar cierto tipo de padecimientos de los seres humanos, específicamente, aquellas formas de sufrimiento consideradas como carentes de sentido o posibles de ser evitadas por la persona que padece, o las que derivan de la necesidad de llevar adelante la vida de otro modo. Por lo tanto, un tratamiento psicológico está destinado a producir cambios que ayuden a las personas a vivir de manera más plena", "la psicoterapia constituye, un tratamiento psicológico orientado a producir determinados cambios que ayuden a las personas a vivir de manera más plena, ya sea porque superen un trastorno psicológico específico, ya porque logren un desarrollo personal más completo".

En la actualidad la psicoterapia se encuentra en un laberinto (Fernández- Álvarez, 2020). Mucha gente se beneficia de sus aplicaciones. Pero, está fragmentada en diferentes planos y niveles: en el teórico, en los objetivos, en la manera de evaluar sus logros y/o sus fracasos. También está dividida entre los intereses y las acciones que llevan a cabo los clínicos y los investigadores. Algo que el nuevo y potente movimiento de Investigación Basada en la Práctica intenta subsanar.

Tomando esto en consideración ubicamos los Programas de Psicoprofilaxis como una intervención psicológica en crisis.

Requiere una evaluación específica clínica y por instrumentos para realizar la taylorización del programa referido.

Maristany (2012), refiere que incluir en el proceso de evaluación inventarios, cuestionarios y otros instrumentos, permiten ajustar un diagnóstico para el desarrollo de un diseño de intervención más preciso.

Haciendo un recorrido por la literatura existente sobre los instrumentos de evaluación utilizados para disminuir los niveles de ansiedad en pacientes prequirúrgicos. Gaona Renteria y Contento Fierro (2018) utilizan la Escala de ansiedad de Hamilton en 75 pacientes prequirúrgicos; el Ceynowa Specialist Hospital (2019) en utiliza como método estandarizado el Inventario de Ansiedad Estatal-Rasgo (STAI) en conjunto con intervenciones educativas, farmacológicas y psicológicas necesarias para medir los niveles de ansiedad. Por su parte, Pestana-Santos y colaboradores (2018) concluyen que es recomendable realizar intervenciones no farmacológicas como un recurso para ayudar a controlar la ansiedad anticipatoria de un procedimiento quirúrgico.

Fiszson y colaboradores (2018) concluyen que resultó eficaz el programa de psicoprofilaxis quirurgica tanto para los niños como para sus padres, ya que disminuye la ansiedad y el temor que implica la cirugía infantil. Este estaba compuesto por una entrevista pre quirúrgica a los padres, una «hora de juego diagnóstica» con los niños (dibujos, juego de rol con muñeco, soporte con cuentos e ilustraciones, familiarización con elementos quirúrgicos y visita al área quirúrgica), un seguimiento.

En cuanto a las intervenciones psicoprofilácticas en el proceso pre, intra y post operatorio se han utilizado diversas metodologías y estrategias a nivel global. Se pueden observar intervenciones realizadas en EEUU. en el estudio de Richard, Nguyen, Podeszwa, De La Rocha y Sucato (2018). Tanto en España como en Bélgica se utilizaron experiencias con metodologías audiovisuales, videojuegos y seguimiento telefónico en el período postoperatorio (Álvarez García, Gómez Palacio, Siles Hinojosa, Gracia Romero (2017). A nivel nacional el trabajo de Coronel et al. (2017) concluyó que una estrategia de acompañamiento post-alta con efectos benéficos, es el acompañamiento telefónico postoperatorio.

 

Presentación de Programa
Psicoprofilaxis Quirúrgica Infantil

El modelo cognitivo-integrativo ha ocupado un lugar preponderante en la psicoterapia, estudiado, analizado y seleccionado por el mencionado autor como un punto de apoyo fundamental en la integración y con valiosos aportes en distintos campos de la salud mental, aplicado en el programa específico de psicoprofilaxis quirúrgica. Dado que el proceso quirúrgico desencadena vivencias estresantes alrededor de la enfermedad, el diagnóstico, la hospitalización, los actos médicos, la cirugía, el dolor, la recuperación, el riesgo de vida, de allí la necesidad de abordar el tema desde un enfoque interdisciplinario que pueda dar cuenta de todos los aspectos presentes en la práctica de la cirugía. Esto supone un alto impacto físico y emocional para el paciente, por lo que desarrollar una adecuada psicoprofilaxis constituye una tarea insoslayable de la teoría y la práctica médica (Fernández Álvarez, 2020).

Este modelo integrativo, implementado en el programa de prevención de psicoprofilaxis quirúrgica trata de un tipo de intervenciones psicológicas puntuales en las personas, caracterizado por realizarse en un momento determinado asociado a una situación concreta, limitado en el tiempo. Es decir desde el momento de la decisión del procedimiento hasta una vez realizado el mismo, con objetivos claros y precisos que la diferencian de cualquier otro tipo de intervención psicológica. La metodología utilizada es principalmente psicoeducativa, fundamentada en la comprensión del desarrollo integral del niño, adolescente y adultos y en el trabajo multidisciplinario, facilitando el desarrollo de estrategias de afrontamiento y ponderando las variables vinculados con la ansiedad y la depresión tanto en el paciente, como en la familia, cuidadores y equipo de salud.

Toda comunicación acerca de una intervención quirúrgica implica la puesta en marcha de procesos psicológicos, tanto en el niño como en su familia, para afrontar el proceso quirúrgico, la ansiedad y los miedos asociados.

Por ello, es recomendable que se realice una evaluación que permita diferenciar a las familias en riesgo de aquellas que no lo están para implementar el proceso de psicoprofilaxis quirúrgica más adecuado.

Para llevar a cabo los procesos de psicoprofilaxis quirúrgica brindamos un entrenamiento a cirujanos en la utilización de un screening que les permita identificar los aspectos vulnerables en cada familia y unificar criterios para la implementación del programa.

 

Objetivos

Implementar intervenciones psicológicas en los niños, su familia y el equipo de salud. Se fundamentan en una comprensión del desarrollo integral infantil.

Se caracterizan por ser:

- focalizadas: implica que van a desarrollarse en un momento determinado en torno a algo específico, que tiene que ver con 'su' cuerpo. Los objetivos claros y precisos, lo cual la diferencia de otros tipos de intervenciones psicológicas.

- limitadas en el tiempo: no se prolongan indefinidamente, sino que tienen un sentido para un aquí y ahora, limitándose a una situación concreta y con una duración muy precisa.

- psicoeducativas: brinda información sobre el proceso y sus vicisitudes, facilitando el desarrollo de estrategias de afrontamiento y ponderando las variables vinculados con la ansiedad y la depresión tanto en el niño, como en la familia, cuidadores y equipo de salud.

 

Beneficios

- Mayor bienestar pre, intra y post quirúrgico del niño, su familia y el equipo de salud. - - Reducción del impacto psicológico potencialmente traumático durante la situación quirúrgica, y manejo del estrés.

- Facilita la adherencia al tratamiento médico.

- Mejora la adaptación a la situación pre y post quirúrgica, facilitando la recuperación en los niveles físicos, psicológicos, sociales y familiares.

- Disminuye los tiempos de internación y favorece el desarrollo de los recursos efectivos del niño, la familia y del equipo de salud.

- Previene posibles complicaciones en cualquier área (cuerpo, mente, relación con el mundo externo, relación con el sistema de salud).

- Menor riesgo a sufrir alteraciones del sueño o de la alimentación, temores nocturnos, trastornos en el aprendizaje, miedo a nuevas consultas médicas y/o diversas alteraciones de la conducta en un tiempo inmediato o mediato.

 

Descripción del proceso

En el caso de cirugías programadas, se acompaña durante todo el proceso al niño como a los padres y cuidadores ya que su actitud emocional repercute en el estado emocional de los niños.

El proceso psicoterapéutico consiste en 5 encuentros:

- Una visita guiada por el lugar donde se realizará la intervención quirúrgica.

- Dos encuentros iniciales: Evaluación, intervenciones específicas, orientación a padres. - Se entregarán guías para padres y niños así como un informe al médico cirujano con sugerencias para su interacción con el niño.

- Una intervención el día de la cirugía: Durante la pre, intra y post cirugía (acompañamiento, intervenciones, entre otras con el manejo del dolor).

- Un encuentro de cierre: Evaluación, prevención de recaídas y cierre del proceso.

En el caso de cirugías de urgencia, se trabaja sobre regulación emocional y estrategias de afrontamiento

Es decir, la importancia de su implementación radica en preparar emocionalmente y garantizar a las personas un mayor bienestar pre, intra y post quirúrgico a partir de tres premisas:

- Reducir el impacto psicológico negativo y potencialmente traumático que la situación quirúrgica implica y los altos niveles de estrés que se desencadena en la persona y el entorno como respuesta a la indicación de la cirugía.

- Que el paciente pueda utilizar sus propios recursos para afrontar el proceso quirúrgico disminuyendo los niveles de ansiedad y miedos básicos.

- Lograr una mejor adaptación a la situación pre y post quirúrgica facilitando su recuperación en los niveles físicos, psicológicos, sociales y familiares.

{ver figura 1}

Cabe destacar que este programa es implementado dentro de la institución de salud a partir de la convocatoria de familiares o de la misma institución, respetando la filosofía de cada organización, pero con entera libertad en su aplicación. Como programa específico de integración y prevención para el abordaje de las diferentes reacciones emocionales que pueden desencadenarse ante el procedimiento quirúrgico. (Fernández Álvarez, 2020)

Se asistieron 85 pacientes, 66 entre niños y adolescentes y 19 adultos con indicación de procedimiento quirúrgico por diferentes patologías, en una institución privada de salud durante enero del 2018 a agosto de 2020. Allí se aplicó el modelo de psicoterapia cognitivo-integrativo en el programa psicoprofilaxis quirúrgica, destacando como variables la edad, el sexo y el diagnóstico de la patología quirúrgica

- Sexo: de los 85 pacientes que conformaron la muestra, 72 fueron del sexo masculino (85%) y 13 de sexo femenino (15%)

{ver figura 2}

Edad: teniendo en cuenta que del total de la pacientes asistidos, 21 son niños (24,70%), 45 son adolescentes (52,94%) y los 19 restantes adultos (22,36%), se realizó una distribución de la muestra por franjas etarias para su mejor análisis:

{ver tabla 1} {ver figura 3}

En el Gráfico 4 {ver figura 4} la distribución de la muestra en función de la patología quirúrgica.

Es importante destacar que la evaluación de la eficacia está en proceso de ejecución, los resultados obtenidos ayudarán a obtener respuesta si el modelo cognitivo integrativo aplicado marca una diferencia de cualquier otro tipo de intervención psicoterapéutica.

 

Conclusión

La introducción del modelo integrativo en la implementación del programa de psicoprofilaxis quirúrgica, admite responder con mayor eficacia a la complejidad de cada situación clínica en los distintos niveles: niños, adolescentes y adultos, sus familias y equipo de salud. Según refiere Fernández Álvarez (2020) esto es posible solo través de la continua investigación basado en la práctica y de la consolidación a través de la integración, siguiendo tres caminos posibles: transitar los factores comunes que la psicoterapia presenta, alcanzar una adecuada interpretación teórica de los hechos y apoyarse en un desarrollo eclético de la tecnología. Considerando que es evidente la prevención en la situación quirúrgica, para promover el funcionamiento afectivo, cognitivo, interaccional y comportamental del paciente con recursos que lo orientan a: afrontar la operación, reducir efectos adversos para la parte psicológica, facilitando la recuperación biopsicosocial.

 

Referencias

Alvarez García, N. A., Gómez Palacio, V. G., Siles Hinojosa, A. S., & Gracia Romero, J. G. (2017). Psicoprofilaxis quirúrgica audiovisual en cirugía general pediátrica: ¿podemos disminuir la ansiedad del niño y de su familia? Artículo Original. Cir Pediatr, 30, 216-220.

Coronel, A., Franco, D., Cerrudo, D., & Herrera, R. (2017). Seguimiento postoperatorio telefónico en cirugía de corta estancia en red. En VIII Congreso Argentino de Informática y Salud, "Informática y Salud Federal" (2451-7607). Córdoba: CAIS-CLEI -JAIIO 46. Recuperado de: http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/64809/Documento_completo.pdf-PDFA.pdf?sequence=1

De Simone, M. F., Mancuso, N. M., Miranda, J. A., Sambueza, A. V. (2018) Medición del estrés prequirúrgico en niños y preadolescentes que ingresan para cirugías de urgencia, los días sábados y domingos por guardia, en el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata en la Provincia de Buenos Aires, Argentina (Tesis de licenciatura). Recuperado de: http://trovare.hospitalitaliano.org.ar/desgargas/tesisytr/20191209131112/tesis-de-simone-mancusominada-sambueza.pdf.

Fernández Álvarez, H (2020). La psicoterapia en su laberinto. Revista de Psicoterapia, 31(116), 5-27. DOI https://doi.org/10.33898/rdp.v31i116.405.

Fernández Álvarez, H. (2011) Paisajes de la psicoterapia: modelos aplicaciones y procedimientos. Buenos Aires: Polemos.

Fiszson, V., Rigol Sanmartín, S., Muntasell Peradejordi, I., Vila Rubina, G., Muñiz Llama, F., Tremols Esmel, M., & Mallofre Fontanet, J. (2018). Psicoprofilaxis quirúrgica pediátrica: experiencia inicial en un centro privado. Acta Pediatr Esp, 76(7/8), E86-E92. Recuperado de https://medes.com/publication/137747

Gaona Rentería, D. C & Contento Fierro, B. E (2018). Ansiedad pre operatoria en pacientes quirúrgicos en el área de cirugía del Hospital Isidro Ayora. Enfermería Investiga, 3(1), 38-43. DOI: http://dx.doi.org/10.29033/ei.v3n1.2018.08.

Gutiérrez Gonzalo, M. (2017). La ansiedad de los niños y de sus familias en el proceso de una intervención quirúrgica programada. (Tesis doctoral). Recuperado de https://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/461162/TESI.pdf?sequence=1

Mandelbaum, S. (1994). Vamos al hospital: guía para preparar a su hijo para una internación. Segunda edición. Buenos Aires: Libros del Quirquincho.

Mandelbaum, S. (1998). Recomendaciones para la evaluación y preparación quirúrgica en pediatría. Revista Argentina de Anestesia, 56 (6), 395-419.

Maristany, M. (2012). Evaluación de las relaciones interpersonales. Revista Argentina de Clinica Psicologica 17, 19-36 (no encontramos el link para ponerlo)

Miranda, C. (2017). Psicoprofilaxis quirúrgica en cirugías no conservadoras en el contexto de un tratamiento oncológico: amputaciones y enucleaciones. Medicina Infantil, 24(2), 139-144. Recuperado de https://www.medicinainfantil.org.ar/images/stories/volumen/2017/xxiv_2_139.pdf

Mucci M. (2004). Psicoprofilaxis quirúrgica. Una práctica en convergencia interdisciplinaria. Buenos Aires: Paidós.

Pestana-Santos, M., Reis Santos, M., Cardoso, D., & Lomba, L. (2019). Non-pharmacological interventions used during the perioperative period to prevent anxiety in adolescents: a scoping review protocol. JBI Evidence Synthesis, 17(9), 1883-1893. DOI: 10.11124/JBISRIR-2017-003925.

Richard, H. M., Nguyen, D. C., Podeszwa, D. A., De La Rocha, A., & Sucato, D. J. (2018). Perioperative interdisciplinary intervention contributes to improved outcomes of adolescents treated with hip preservation surgery. Journal of Pediatric Orthopaedics, 38(5), 254-259. DOI https://doi.org/10.1097/BPO.0000000000000816.

Vega E. (2015) Guías para la travesía en la clínica, en E. Vega (comp) Clínica de niños y adolescentes. Que hay de nuevo? Buenos Aires: Lugar. Pp 368-389

 

 

 

Anexos

Estas guías fueron desarrolladas en un proyecto en conjunto entre Fundación Hospitalaria – Hospital Privado de Niños y Fundación Aigle, desde el año 2012 a la actualidad . Agradecimiento a Belen Cros por su valioso aporte en el diseño inicial del desarrollo de Programa


Fecha: ………/………/…………
Nombre y Apellido del Paciente: ……………………………………………………………
Fecha de Nacimiento: ………/………/………..
Edad: ……... años

Guía de observación para cirujanos del paciente y su familia

(Por favor marque con una cruz)

1 - ¿Lloran desconsoladamente o los observan muy angustiados?

Si

No

2- ¿Preguntan más que la media o no se quedan conformes con las respuestas?

Si

No

3- ¿Se los observa con síntomas ansiosos: acelerados, enojados, incisivos, verborágicos más de lo habitual?

Si

No

4- ¿Pensó acerca de indicarles a un proceso de Psicoprofilaxis Quirúrgica?

Si

No

 

Anexo 1

- Informe "Guía para padres" incluye la elaboración de los siguientes aspectos:

- Características del niño (Continuo externalizador- internalizador, estilo de afrontamiento)

- Fortalezas y recursos del niño.

- Debilidades del niño y como pueden ayudarlo.

- Guía de Orientación a padres (se sugiere como acompañar a su hijo en el pre, intra y post cirugía; detalles de su rol; apoyo a ellos mismos, etc.).

 

Anexo 2

- Informe "Guía para niños" incluye la elaboración de los siguientes aspectos:

Será confeccionado acorde a la edad del paciente (0-3 años, 3-6 años, 6 a 12 años) y a las características que el niño posee.

 

Anexo 3

- Informe Psicológico para el Médico Cirujano incluye la elaboración de los siguientes aspectos:

- Características del niño (Continuo externalizador- internalizador, estilo de afrontamiento, vulnerabilidades, fortalezas, intereses personales, etc.).

- Características de la familia (Estilo de Afrontamiento, conflictos parentales, red social de apoyo, grados de ansiedad, necesidades de los padres, como por ejemplo: necesitan confirmación, seguridad y confianza, a través de la utilización de términos claros y el detalle de todo lo que se le realizará a su hijo, etc.).

- Sugerencias (Por ejemplo: prestar especial atención al dolor dado que si lo sintiera no lo expresaría, problemas de conducta, los padres van a preguntar muchos detalles, usar términos claros dado que facilitaría la comprensión de esta familia, dirigirse de un modo directo y claro al niño, modificando lo menos posible lo anticipado, dado que se muestran poco flexible ante los cambios, por ende no es aconsejable dar tiempos tan precisos, etc.).

- Si está apto o no psicológicamente para la cirugía.

 

Anexo 4

- Contenido del Folleto: "Programa de Psicoprofilaxis Quirúrgica Infantil". (para entregar a padres):

PROGRAMA DE PSICOPROFILAXIS QUIRURGICA INFANTIL

¿Qué es la psicoprofilaxis quirúrgica?

Se trata de un tipo de intervenciones psicológicas puntuales en los niños/as, que se caracterizan por:

1) Ser puntuales: implica que van a desarrollarse en un momento determinado en torno a algo concreto, que tiene que ver con 'su' cuerpo.

2) Ser limitadas en el tiempo: no se prolongan indefinidamente, sino que tienen un sentido para un aquí y ahora y además se limitan a una situación concreta y con una duración muy precisa.

3) Tener unos objetivos claros y precisos, lo cual la diferencia de otros tipos de intervenciones psicológicas.

4) Fundamentarse en una comprensión del desarrollo integral infantil.

5) La metodología a utilizar es fundamentalmente psicoeducativa, facilitando el desarrollo de estrategias de afrontamiento y ponderando las variables vinculados con la ansiedad y la depresión tanto en el niño/a, como en la familia, cuidadores y equipo de salud.

¿Para qué hacerla?

Para preparar y garantizar un mayor bienestar pre, intra y post quirúrgico del niño, su familia y el equipo de salud.

Para que el niño/a y su familia:

- reduzca el impacto psicológico potencialmente traumático que la situación quirúrgica - implica y los niveles de estrés (como respuesta a la indicación de la cirugía).

- utilice sus propios recursos para afrontar el proceso quirúrgico disminuyendo los niveles de ansiedad y miedos básicos.

- logre una mejor adaptación a la situación pre y post quirúrgica, facilitando su recuperación en los niveles físicos, psicológicos, sociales y familiares.

El acompañamiento con los padres y cuidadores es fundamental ya que su actitud emocional ante el evento repercute en el estado emocional de los niños/as.

¿Por qué?

Porque el niño hospitalizado, sus familiares y cuidadores tienen derecho a recibir tanto una información adaptada a su edad, su desarrollo mental, su estado afectivo y psicológico, con respecto a la intervención a realizarse, como a una recepción adecuada y al seguimiento

psicosocial a cargo de personal con formación especializada (Carta Europea de los derechos del niño hospitalizado Bol Pediatra 1993; 34: 69 - 71).

¿Cómo se realiza?

El proceso psicoterapéutico consiste en 5 encuentros:
- Una visita guiada por el lugar donde se realizará la intervención quirúrgica.
- Dos encuentros iniciales: Evaluación, intervenciones específicas, orientación a padres. Se entregarán guías para padres y niños así como un informe al médico cirujano con sugerencias para su interacción con el niño/a.
- El día de la intervención quirúrgica: Durante la pre, intra y post cirugía (acompañamiento, intervenciones, entre otras con el manejo del dolor).
- Un encuentro de cierre en consultorio: Evaluación, prevención de recaídas, cierre del proceso.

¿Quiénes la hacen?
Un equipo de profesionales especializados de la Fundación Aiglé. El programa implica la participación de un equipo conformado por profesionales formados especialmente para la interacción con profesionales de varias áreas de la salud presentes en toda situación quirúrgica tales como anestesiología, cirugía y enfermería, conformando de este modo un diálogo interdisciplinario.

¿A partir de qué edad?

Nuestro programa cuenta con diferentes diseños para trabajar con niños desde su nacimiento hasta su adolescencia.

¿Cuándo nos puede llamar?

Cuando se entere que su hijo va a ser intervenido quirúrgicamente.

¿Dónde?

En Fundación Hospitalaria (consultorios externos) ó en Fundación Aiglé.

¿SABE USTED…

La frecuencia con que se realiza ese procedimiento?

Cómo es la preparación para el día de la cirugía?

Es puntual el horario de la cirugía?

Cuánto tarda la cirugía?

Cómo va a ser la anestesia?

Cómo se despierta su hijo/a?

Que molestias puede sentir?

Cómo es el post operatorio?

Cuándo vuelve a ver a su médico?

Quién la da el alta?

A quién le puede pedir certificado para su trabajo – jardín – colegio?

PREGUNTELE A SU MÉDICO

 

Anexo 5

- Contenido del Folleto: "Cómo será el día de la Intervención Quirúrgica". (para entregar a padres):

EL PASO A PASO…
DEL NIÑO QUE VA A SER INTERVENIDO QUIRÚRGICAMENTE

¿Por qué tenés este folleto?

Porque un día fueron a visitar al cirujano y este les informó que alguien de tu familia va a ser intervenido quirúrgicamente.

¿Qué más pasa en la consulta con el cirujano?

El cirujano les explicará en que consiste la intervención, cuanto tiempo dura el procedimiento, como será la aplicación de la anestesia y como será el post operatorio. También le entregarán las órdenes escritas para que se realice una serie de análisis de rutina llamados "prequirúrgicos" (análisis de sangre, electrocardiograma, entre otros). Por último, acordarán una nueva visita con el cirujano para evaluar los resultados de los análisis y coordinar una fecha para la intervención quirúrgica.

¿Qué haces una vez que tenés los resultados que te mandó a realizarte el cirujano?

Vuelven al cirujano para que evalúe los datos y tal vez sea necesario repetir los estudios, algunas veces pueden arrojar resultados dudosos o erróneos. Sino en ese encuentro coordinarán una fecha para la intervención quirúrgica.

El cirujano les explicará como es la preparación para el día de la cirugía, que molestias puede sentir y cómo será la recuperación.

En este encuentro pueden preguntar todas las dudas que tengan sobre la intervención quirúrgica, el momento previo y el momento posterior.

¿Cómo será el día de la intervención? ¿Quiénes van a estar ahí?

ENFERMER@S

Una vez que hayan pasado por admisión donde deberán presentar el DNI y la documentación de la obra social para realizar el ingreso a la institución, las recepcionistas le indicarán subir al primer piso donde los recibirá la enfermera de cirugía.

La enfermera será quien le muestre la habitación y les indique cuál es su cama, como también recepcionará las hojas de internación, la hoja de check list, el consentimiento informado y las pulseras identificatorias con el nombre del niño que les dieron al ingresar.

Luego con la "Lista de Verificación del paciente quirúrgico":

- Se comprueba la identidad y se les coloca las pulseras de identificación al niño y a uno de los padres o adulto responsable.

- Se verifica el diagnóstico y el procedimiento a realizar, le leen al paciente todo lo indicado por los médicos.

- Se realiza un marcado en el dorso de la mano del lado operatorio, en el caso de cirugías que no se pueda determinar el lado derecho o izquierdo, se coloca "no aplicable" en el listado.

- Se comprueba junto con los padres que el niño no padece ninguna alergia.

- Realizan el control de los signos vitales, control de peso, profilaxis antibiótica, etc.

- Se verifica el horario de comienzo de ayuno indicado.

- Se explica cómo es el procedimiento de higiene prequirúrgica para verificar que lo sabe y si lo realizó: los 3 baños que se tuvo que dar en la casa, 2 en la tarde y noche del día anterior, y el último por la mañana de la intervención quirúrgica con yodo jabonoso o clorhexidina, en forma de arrastre tipo ducha y haciendo hincapié en los pliegues interdigitales de dedos y manos, zona inguinales, axilar, cuello y cuero cabelludo.

Luego se le entrega un toallón, un camisolín, y paños que son inoloros, incoloros e indoloros para higienizar el cuerpo del paciente, ese paño se moja con agua tibia y se pasa por el cuerpo.

PEDIATRA

Se ocupa de la evaluación y la preparación del paciente en el momento prequirúrgico. En los momentos previos a la intervención quirúrgica, el pediatra visitará a su hijo en la habitación, les preguntará antecedentes de cirugías, enfermedades, medicaciones y otros datos relevantes entre ellos cómo ha estado el niño el día previo a la cirugía. Se les pedirá que le muestren los estudios prequirúrgicos mientras revisarán al niño. Todos estos datos serán informados al cirujano y colocados en la historia clínica. Los pediatras además podrán responder dudas y brindar mayor información si fuera necesario.

Luego de la intervención quirúrgica, el pediatra continúa con los controles médicos rutinarios y el seguimiento de la historia clínica del niño.

CAMILLERO

El camillero vendrá a buscar al niño y a todos aquellos familiares que deseen acompañarlos, deberán subir al segundo piso donde está el quirófano. El niño puede subir en los brazos de sus padres, en camilla o silla de ruedas.

CIRUJANO

Los cirujanos se ocupan de la evaluación y diagnóstico del paciente, brindándoles a la familia y el niño una síntesis de información sobre: - La naturaleza y objetivos del procedimiento. - Los riesgos que tiene el procedimiento. - Los beneficios que trae la cirugía. - Las alternativas y opciones de no hacer lo indicado por los médicos.

Se ocupan también del área quirúrgica, principalmente de la técnica quirúrgica, como también de la seguridad del paciente en el quirófano. Para esto último, el equipo de cirugía utiliza una herramienta llamada "La Lista de Verificación del paciente quirúrgico" para garantizar una buena calidad en la atención quirúrgica, la misma minimiza los riesgos pre, intra y post quirúrgicos.

El día de la intervención los recibirá en el vestuario del quirófano, junto con el anestesista y una asistente. Invitarán al acompañante a que se vista para ingresar al quirófano (gorro, botas,

barbijo). Cuando estén listos ingresarán el niño con su acompañante a la sala de quirófano donde estará también la instrumentadora quirúrgica y el cardiólogo, quien junto al anestesista monitorearán todo el procedimiento.

ANESTESIOLOGA/O

Es quién se ocupa de la aplicación de la anestesia y de los cuidados previos y posteriores de la misma.

Se ocupan de indicar el ayuno pre quirúrgico correspondiente para cada caso, para minimizar los riesgos de vómitos, broncoaspiración y regurgitación silenciosa. Les explica por qué un ayuno correcto produce: - Hidratación adecuada. - Favorece el vacío gástrico. - Evita la hipoglucemia. – Produce mejor estado de ánimo. - Buena tolerancia.

Luego de haber ingresado a la sala de quirófano, es quién aplicará la anestesia para que el niño se quede dormido. Según la edad y el peso, será con una mascarita como la de un nebulizador o lo hará por una vía endovenosa. Luego al despertar, el niño se encontrará con sus padres o acompañantes.

PSICOLOGAS/OS

Se ocupan de preparar y garantizar un mayor bienestar pre, intra y post quirúrgico del niño, su familia y el equipo de salud.

Para que el niño/a y su familia:

- Reduzca el impacto psicológico potencialmente traumático que la situación quirúrgica implica y los niveles de estrés (como respuesta a la indicación de la cirugía).

- Utilice sus propios recursos para afrontar el proceso quirúrgico disminuyendo los niveles de ansiedad y miedos básicos.

- Logre una mejor adaptación a la situación pre y post quirúrgica, facilitando su recuperación en los niveles físicos, psicológicos, sociales y familiares.

El proceso psicoterapéutico consiste en 5 encuentros:
- Una visita guiada por el lugar donde se realizará la intervención quirúrgica.
- Dos encuentros iniciales: Evaluación, intervenciones específicas, orientación a padres. Se entregarán guías para padres y niños así como un informe al médico cirujano con sugerencias para su interacción con el niño/a.
- El día de la intervención quirúrgica: Durante la pre, intra y post cirugía (acompañamiento, intervenciones, entre otras con el manejo del dolor)
- Un encuentro de cierre en consultorio: Evaluación, prevención de recaídas, cierre del proceso.

El acompañamiento con los padres y cuidadores es fundamental ya que su actitud emocional ante el evento repercute en el estado emocional de los niños/as.

¿Qué pasa en el post operatorio?

En este momento el paciente va a ser visitado y revisado por el cirujano, los pediatras y las enfermeras y cualquier otra persona del equipo de salud que requiera el paciente o lo que padece. Cada paciente es evaluado en forma particular, y es atendido y cuidado en lo que necesite. Hasta que se le dé el alta médica en conjunto entre el cirujano y pediatras.

 

 
6ta Edición - Junio 2021
 
 
Figura 1
 
 
Figura 2
 
 
Figura 3
 
 
Figura 4
 
 
Tabla 1
 
 
©2021 FUNDACION AIGLÉ  -  Virrey del Pino 2475 (CABA)  -  Tel.: (54 11) 4784 3563  -  enciclopedia@aigle.org.ar  -  DEVELOPED BY