ISSN 2618-5628
 
HOME   INDICE   AUTORES   CONTACTO      
 
Biografía    
Historia, Telma Reca    
     

 
Biografía Telma Reca. Apenas un esbozo de su camino
 
Stewart de Costa, Evelina
 

 

Nota editorial: Este artículo fue originalmente publicado en la Revista Argentina de Clínica Psicológica I (3). Agradecemos el permiso para su reproducción.

 

Se me ha pedido que escriba una biografía sobre la Dra. Telma Reca; una vez más ante pedidos como estos, vuelvo a releer sus trabajos y son ellos quienes mejor expresan su vida. Es por ello que he decidido comenzarlo con algunas de sus frases que tan bien la definen por sí misma, quizás con la esperanza de que puedan apreciar su estilo y profundidad, así como su envidiable capacidad de síntesis.

"El tiempo ha pulido las aristas, ha marcado los escorzos, ha dibujado claroscuros ha hecho emerger perfiles en la niebla... Y un otro tan diferente de mi panorama interior que hube de ir cambiando lentes espirituales, buscando foco mental para poder verlo..."

No cabe duda de la anticipación de la Dra. Telma Reca, en aquellos sus comienzos por el año 1928. Fijo su vocación por lo humanístico mucho antes de llegar a su carrera. También fijo su destino de médica y psiquiatra mucho antes. "Su tempo" de los comienzos y "el tempo" que marcó su trayectoria no siempre encontró coincidencias. Por ello fue largo y arduo el camino que transito sin renunciar, no obstante, a lo que fue su profunda vocación. Su espectro de actividad la llevó a explorar y trabajar en el campo de la educación desde lo preescolar a lo universitario. El campo de la salud mental fue cobrando cada vez mayor relevancia hasta dejarla sin tiempo para su solaz en la materia literaria que también fue vocación. De ese entonces, 1932, con mención del Penn Club, data su libro "De la vida Norteamericana" de donde extractamos la frase ya mencionada anteriormente.

"Nada de lo que atañe al desarrollo, la salud y la vida del Hombre me es indiferente, por eso he examinado en todo momento con sentido crítico teorías y prácticas y he aceptado y puesto en ejecución únicamente lo que, bien tamizado por el cedazo de un fundado criterio clínico —psicológico— psiquiátrico, parece verosímil y congruente, y que, sometido a la experimentación resulta fructífero, de inmediato y a distancia".

No me queda más que detenerme a desentrañar este párrafo, el peso de sus palabras y la coincidencia con su proceder, por ser su conducta tan transparente como sus actos, son principios válidos para todo aquel que como ella, se dedique a trabajar con el ser humano. Este mensaje no solo deja entrever su visión humanística, su concepción de vida, su vocación y su rigor científico, también dan la idea de su humildad, cuidado y respeto por los demás tanto en las relaciones personales como con sus pacientes. Su inquietud por aprender, aprehender, conocer, analizar, saber, fueron siempre un desafío y a su vez, un estímulo para su desarrollo en el campo profesional. Modelo que quienes estuvimos cerca de ella, pudimos incorporar a la tarea diaria.

"Enemiga de los rótulos —que encubren dogmas y fomentan sectas— y convencida de que la calificación de un procedimiento y una actitud dentro de corrientes teóricas varias debe surgir de la comprensión del significado del pensamiento que lo fundamenta y que su evaluación debe proceder del examen de los caracteres y la comprobación de los resultados de sus aplicaciones prácticas..., dentro de esta tesitura, me ha parecido indispensable formular esa calificación definitoria en términos que no justifiquen perplejidad, dudas o interpretaciones erróneas."

Aquí aparece Telma posicionándose frente a un largo camino; su manera de andar por él nace del vamos, con exigencias por una parte, y con la libertad que implica aceptar el desafío de verificar, cotejar en la acción su proceder. La unión indisoluble entre la teoría y la práctica le permitió examinar permanentemente los resultados de las acciones terapéuticas y no dejarse tentar por definiciones ajenas y posiblemente descontextualizadas. Si bien esto supone una tarea ardua y cuasi artesanal, esta también resultó ser la manera de alejarse de las rotulaciones esquemáticas y facilistas. Esto explica además la razón por la cual no solo se dedicó al trabajo clínico, sino que también amplio su campo y perspectiva en la investigación y la docencia.

Pero es necesario aquí, hacer un poco de historia para conocer su trayectoria.

Desde 1928, año en que la Dra. Telma Reca egresa con diploma de honor de la Facultad de Medicina, hasta junio do 1979, que fallece, se cumplen más de 50 años de su actividad profesional. En 1932, con su tesis de doctorado "Delincuencia Juvenil" merece el premio Eduardo Wilde. De allí en más se vuelca su interés y elección por el campo de lo psicológico y psicopatológico del niño y el adolescente.

En 1934, en un modesto consultorio de Higiene Mental, que después pasó a ser el Centro de Psiquiatría y Psicología de la catedra de pediatría quo dirigía el Prof. Acuña en el Hospital de Clínicas, se instaló a cargo de lo que sería el primer servicio, en los países de habla castellana, y en el que enfocó el aspecto psicológico - psiquiátrico de los niños con trastornos psíquicos. Fueron sus primeros pasos destinados a crear conciencia, especialmente en el ámbito pediátrico, sobre todo lo que debía entenderse en cuanto a dichos aspectos. Privilegio las demostraciones clínicas para lograr una mayor comprensión en el medio profesional, en el que utilizo también con gran anticipación la cámara de visión unilateral "cámara de Gessel". Maestros y profesores, conjuntamente con la aceptación creciente del público, se fueron acercando para lograr un mayor conocimiento del campo psicológico, libros tales como la "Inadaptación Escolar; problemas de conducta del niño en la escuela", "Personalidad y Conducta del Niño", "Psicoterapia en la Infancia", así como numerosas publicaciones en revistas especializadas, datan de esa época.

Fue gestora de la carrera de Psicología y primera Profesora Titular y dictó Psicología Evolutiva y Clínica de Niños desde 1958.

Sobre la base de un proyecto presentado por la Dra. Telma Reca se creó en 1958, el Departamento de Psicología y Psicopatología de la Edad Evolutiva con actividades destinadas a la capacitación y formación de profesionales tanto en medicina como en la naciente carrera de Psicología (Filosofía y Letras). Fue un centro irradiador, interdisciplinario, con asistencia, docencia e investigación, en el que colaboraron más de 50 profesionales y donde permanentemente, la tarea clínica, la teoría, las técnicas estaban al servicio de una mayor comprensión de los problemas existentes y un mejor abordaje terapéutico.

Lamentablemente, en 1966, con el golpe de Estado de Onganía, se frustra toda la trascendente tarea que venían realizando Telma y sus colaboradores en el Departamento de Psicología y Psiquiatría, en asistencia, docencia e investigación. En ese momento Telma presidia el Congreso Internacional de Psiquiatría Infantil en Edimburgo. Con el conjunto de sus colaboradores, que en su apoyo renunciaron ante tamaño atropello, se organizó C.E.A.M., Institución Privada cuyo fin fue continuar la tarea del Departamento.

Telma Reca fue desarrollando incansablemente su tarea y su teoría. Pudo acceder a otras oportunidades que se le ofrecieron en Brasil, Venezuela, y otros países donde sus desarrollos no pasaban inadvertidos. Siempre viajaba accediendo a invitaciones participativas a Congresos, Seminarios, Conferencias, Reuniones Internacionales. No quiso renunciar al compromiso de estar en su país y en él seguir.

Su enfoque teórico que llamo "Genética - Dinámico Profundo" y que expuso funda-mentalmente en su obra "Psicología, Psicopatología, Psicoterapia" (1973), es un modo de comprender y actuar, considerando al niño y al joven una unidad biopsicosocial, donde la interrelación dinámica de lo externo e interno da por resultado ese individuo totalmente singular y cuya problemática debe ser tratada en esa interrelación.

Como factor genético, interpretamos lo evolutivo total, factor intrínseco hereditario que concurre a la maduración, entendida esta como diferenciación de estructuras, funciones y fenómenos conductuales, cuyo surgimiento no es consecuencia de la acción específica de factores externos. Son elementos de especie, de raza, e individuales.

Lo dinámico supone el reconocimiento de una interrelación constante de fuerzas en la conducta y la relación del individuo con los demás y consigo mismo, ambos transformantes y transformados en una estrecha serie de acciones y reacciones reciprocas continuas.

Partes o sectores del mundo endopsíquico no accesibles al conocimiento directo del propio individuo, ni de otros, conforman componentes de lo profundo, que parece conjugar tendencias, disposiciones o fuerzas motivadoras y directivas de la conducta y contenidos de experiencia. Se ponen de manifiesto en productos de la fantasía, de los sueños, de conductas y reacciones aisladas o se tratan de inferir mediante la consideración y el análisis del contexto total del comportamiento.

Dentro del área de investigación coincidente con su afán de realizar un trabajo certero, cuidadoso y a su vez exitoso, llevó adelante varias investigaciones. Se inicia y desarrolla una investigación Longitudinal de la Niñez en áreas urbanas y suburbanas en varias regiones del país, cuyas conclusiones han sido publicadas y transmitidas en diferentes Congresos y Publicaciones de la Universidad de Buenos Aires.

De más está decir, que la fundamentación de varios de sus libros fueron hechos sobre la base de investigaciones y de seguimientos clínicos que los sustentaban; para mencionar algunos, podríamos nombrar por ejemplo:

Trabajo de investigación realizado en Educación y asistencia de la edad preescolar de la ciudad de Buenos Aires.

Trabajo de investigación realizado sobre la inadaptación escolar.

Trabajo de investigación sobre psicosis en la adolescencia especialmente en la caracterización de "Bordeline", etc.

Todas ellas dieron pie a esta lista de libros que mencionamos:

Problemas de conducta en la infancia. Ed. Radio Revista, 1939.

La conducta de los niños. Ed. Biblioteca, 1939.

Psicoterapia en la Infancia. Ed. Paidós, 2' edición, 1963.

La inadaptación escolar; problemas de conducta del niño en la escuela. Ed. Ateneo, 5' edición, 1964.

Problemas psicopatológicos en Pediatría. Ed. Eudeba, 3" edición, 1971.

El caso de Ricardo Mendía: psicosis y psicología profunda del niño. Ed. Poligráfica Argentina, 1966.

Psicología, Psicopatología, Psicoterapia. Ed. Siglo XXI, México, 1973.

Psicosis en la Adolescencia. Ed. Paidós, 1979.

Temas de psicología y psiquiatría de la niñez y adolescencia. Volumen I, 1969; Volumen II, 1970; Volumen III, 1971; Volumen IV, 1975.

Dejo en esta biografía plasmada apenas un atisbo, un esbozo, una mirada e idea de la personalidad y conducta de alguien que resultó mucho más que una maestra para mí.

Para alguien que recibió propuestas del extranjero, pero no obstante decidió quedarse en su país, ese mucho más que me significó Telma, debe ser compartido por todos en pos de reconocer la riqueza y el valor de nuestras propias raíces y profundizar la búsqueda de nuestra propia identidad.

 
 
 
©2019 FUNDACION AIGLÉ  -  Virrey del Pino 2475 (CABA)  -  Tel.: (54 11) 4784 3563  -  enciclopedia@aigle.org.ar  -  DEVELOPED BY